Home Pruebas Volkswagen Amarok, Chevrolet S10, Ford Ranger y Toyota Hilux: ¿cuál era la...

Volkswagen Amarok, Chevrolet S10, Ford Ranger y Toyota Hilux: ¿cuál era la mejor pick up??

3
0

Se sabe que más o menos desde la amarok irrumpió en el segmento de camionetas medianas, este nicho de mercado cambió para siempre. Tras el debut del inédito piso de la marca alemana, estadounidenses y japoneses se vieron obligados a seguir sus pasos para no quedarse atrás en cuanto a equipamiento, comodidad y comportamiento.

En ese contexto, en 2014 nos encontramos (lamentablemente) con el “impuesto al lujo”, que dejó prácticamente fuera de alcance a modelos como Koleos, CR-V, Tiguan, entre otros. En este particular escenario de mercado, las pick-ups comenzaron a posicionarse como una alternativa más accesible que esos vehículos (paradójicamente, hoy tienen valores que superan los 13 millones de pesos) y por eso enfrentamos a los recién llegados en un autotest. Guardabosques y S10 (que siguen vigentes a día de hoy con dos rediseños), a la Amarok y también a la Hiluxque unos años antes había presentado el último rediseño que acompañaría a la séptima generación hasta 2015.

Amarok-Hilux-Ranger-S10-Pick-ups

Diseño y dimensiones

Para ser un SUV, las pick-up tienen algo que las hace retroceder 30 años: mantienen el viejo y querido chasis con largueros, paradigma que Fiat pronto romperá cuando presente su camioneta monocasco. Pero de eso, y mucho, hablaremos cuando se presente.

Volkswagen-Amarok-Pick-Up-Maletero

A día de hoy las pick ups, a pesar de esa “contra” (si nos detenemos del lado de la comodidad), han ido ganando terreno en pos de ser cada vez mejores tanto en el campo como en la carretera y en la ciudad. Y ni hablar de estas opciones automáticas, ideales para quienes las buscan como alternativas a los Sport Utilities. De hecho, salvo el Amarok, ningún pick-up con cambio manual es una buena alternativa si lo que buscas es un vehículo de uso “familiar”.

El modelo de Volkswagen es el que mejor persigue el concepto SUV: el puesto de conducción y la suavidad de marcha (tanto muelles como cambios de marcha) poco tienen que envidiar, incluso a un coche.

Los otros vienen un paso atrás. El S10 tiene un andar muy cómodo, pero el generoso recorrido de la suspensión hace que en cuanto se exprime algo de los potentes 200 CV (es el más rápido de los cuatro), comienzan unas ondulaciones que no son tan agradables en ciudad.

Chevrolet-S10-Pick-up-Trom

Hilux y Ranger son los más clásicos en este sentido. Las que más nos recuerdan al tradicional concepto de pick up. Son los más rudos para circular por ciudad y rebotan en cuanto se presenta un adoquín, cuneta, lomo de burro y todos esos estorbos que nos presenta la ciudad a diario.

Si dejamos el concepto de SUV confortable, en tierra el que saca ventaja es el S10, que se lleva a las mil maravillas con una carretera que exige confort de marcha, y más si vamos ligeros. Los otros tres vuelven a pecar de duro, algo en lo que entra en juego lo seco que esté el terreno para aumentar o disminuir el placer de conducción.

Toyota-Hilux-Pick-up-Tronco

La otra cara de la moneda está en la carretera: la pick-up de Chevrolet se quedó a años luz de su antecesora, pero sigue estando un paso por detrás de lo que el resto puede mostrar cuando empiezan las curvas. Hay que tener en cuenta que antes las pick-ups tenían limitaciones a la hora de salir al asfalto, pero hoy, con tanta potencia bajo el pie derecho, el buen andar y hasta la eficiente insonorización, no es extraño verlas. circular a 180 km/h donde la carretera permita esa velocidad.

Ranger y Amarok son eficientes cuando aumenta la velocidad, con una respuesta dinámica algo mejor en el modelo Ford. Aquí las vivas se las lleva el producto Volkswagen, que es el que menos ladeos de carrocería tiene en las curvas y una dirección que acompaña sin miedo. VW también destaca en los frenos, con la mejor respuesta de los cuatro.

Ford-Ranger-Pick-up-Troma

motor y caja

En la caja de montaje del motor, cada uno viene con su propio folleto, pero aun así, el rendimiento e incluso el consumo son bastante similares. Con esto decimos que, a pesar de las diferencias, casi nadie inclinará la balanza por tal o cual por las cifras que obtuvimos con nuestro Race-Logic.

Chevrolet-S10-Trunk-Land-Pick-up

La antinomia Ford y Chevrolet, paradójicamente, queda aquí de lado. Son los que utilizan una receta casi idéntica: gran cilindrada con turbo (3,2 el del oval y 2,8 el del lazo dorado), 200 CV y ​​caja automática de seis velocidades. Tienen una respuesta contundente, aunque el propulsor del S10 tiene un rango de uso más amplio.

Toyota casi repite: tiene un motor grande (3 litros), pero la potencia es de 171 hp y una transmisión de cinco velocidades. Sin embargo, la fiabilidad y la buena respuesta en bajos lo convierten en un aliado del trabajo duro.

Toyota-Hilux-Trompa-Tierra-Pick-up

El que más destaca es Volkswagen: utiliza un 2.0 biturbo de 180 caballos y una caja de nada menos que ocho velocidades. Esto le valió más de un “desconfianza” por parte de los usuarios tradicionales, algo que, junto al derecho a la palabra por ser el más nuevo, sigue pagando la marca.

VW ha innovado no solo en la motorización, sino también en la tracción, pues la Amarok es la única pick-up (en las versiones automáticas) que utiliza un sistema de acoplamiento bajo demanda, que distribuye automáticamente el par entre ambos ejes. Es decir, siempre está en diferentes modos 4×4 y no tiene caja de cambios. Algo que cobra mayor valor en pavimentos mojados frente a carreteras deterioradas, donde, si bien es eficiente, es algo menos fiable que la disposición clásica del resto, en la que el acoplamiento entre 4×2 y 4×4, con alto y bajo, lo hace el conductor. Este sistema, sobre el que no tenemos preferencia, es de tipo eléctrico en Ranger y S10, y manual con segunda palanca en Hilux.

Volkswagen-Amarok-Trompa-Tierra-Pick-u

En cuanto al consumo, hay paridad, pero si profundizamos surgen diferencias. En ciudad, a pesar de las ocho marchas, la Amarok es la más cara, con un litro más frente a la S10 y dos frente a la Ranger y la Hilux. Si salimos de la ciudad, el VW se venga y es el que menos pide, mientras que el S10 se convierte en el más glotón. Eso sí, el producto Volkswagen es el único que acepta diésel común, cuando los demás exigen el premium, algo que se nota a la hora de repostar.

Ford-Ranger-Trunk-Land-Pick-UP

En el interior

Si la idea original era subirse a un todoterreno y la cartera es la encargada de elegir una de estas pick-up, hay que tener en cuenta que, además del tema del chasis, las camionetas tienen otros dos inconvenientes: el primero son los asientos. trasero. La evolución de las pick-ups hacia el mundo SUV ha ganado mucho en este campo, pero aun así, volver atrás en una de las cuatro opciones del note es más incómodo que en un CR-V, Rav-4, etc. espacio ya no hay sufrimiento como no hace mucho: la actual generación de Hilux arrancó en este sentido y luego las demás la siguieron, e incluso la superaron. No son grandes diferencias en cuanto al tamaño, pero las Amarok y S10 tienen respaldos más verticales que el resto, lo que resulta incómodo a la hora de hacer viajes largos.

Toyota-Hilux-Pick-up-Lateral

El otro es, por supuesto, el espacio de carga. Son ideales cuando al camión se le da el verdadero trabajo para el que fue concebido. Se pueden llevar hasta 1.000 kilos de carga sucia o de tamaños inusuales, pero si vas a llevar las maletas familiares será necesaria la capota (siempre es opcional y nada barata) y, aún con la protección de la lona, ​​el polvo. y el agua puede entrar, o la mano de algún amigo extranjero. Y es que, al final del viaje, sacar las maletas que quedaron pegadas a la cabina es una tarea engorrosa. Por no hablar de quitar la lona, ​​una tarea sumamente compleja.

Chevrolet-S10-Pick-up-Lado

Donde el usuario de SUV no se va a arrepentir en absoluto del cambio es en el equipamiento. Estas versiones completas traen todo lo que necesitas: radio con conectividad total, navegador, sensor de estacionamiento, control de crucero, etc. Hay pequeños extras, como el sensor de lluvia del Ranger, el DVD del S10, la posibilidad de ver la televisión en el Hilux o los asientos calefactables. en el Amarok, pero lo básico, considerando lo que estás pagando, está ahí. El apartado de la seguridad es algo más dispar: todos vienen con ESP (un dispositivo imprescindible en un vehículo de este tamaño y potencia que solo ahora, y no en todos, se populariza hacia versiones menos equipadas), pero las seis bolsas son solo disponible en el Ranger. Amarok se contenta con cuatro y los otros dos ofrecen solo los airbags frontales. Por su parte, los Ford y VW son los únicos que cuentan con un quinto reposacabezas.

Ford-Ranger-Pick-up-Lado

En cuanto a calidad también han mejorado, pero mantienen cierta rusticidad, algo que se nota en varios plásticos que no están a la altura de los SUV. La presentación interior denota el paso del tiempo que afecta a la Hilux, que, a pesar de su nobleza, sufre por parte de los rivales el salto generacional que recién dará el próximo año, cuando promete volver a ser un referente. Esto también ocurre en el apartado estético. Aunque es un campo muy personal, el modelo de Toyota está un paso por detrás por su edad.

Volkswagen-Amarok-Pick-up-Side

Leer la nota Completa > Volkswagen Amarok, Chevrolet S10, Ford Ranger y Toyota Hilux: ¿cuál era la mejor pick up??

Previous articleEl video del momento en el que se llevaron detenido al Teto Medina
Next articlePedí que se volviera a correr el Rally de Argentina
Auto Test
AutoTest, fue fundado en el año 1990 comprometidos a colaborar en el mercado de vehículos motorizados, de Argentina y países de la región, generando relaciones más fuertes, lazos más sanos y duraderos entre la oferta y la demanda del mercado. Si te apasionan los motores, estás en el lugar correcto!