Home Actualidad Tras el “dólar soja”, los desafíos que se cierne en el horizonte...

Tras el “dólar soja”, los desafíos que se cierne en el horizonte del maíz y del trigo

22
0

Con cerca de 12 millones de toneladas de soya disponible vendidas a través del sistema llamado “dólar soya” al final de esta columna, lo importante –una vez que se anunció que el régimen cambiario especial no se extenderá en el tiempo– es el impacto que este ritmo de ventas puede generar en los mercados de otros productos agrícolas. Y no solo eso, sino también las condiciones por las que atraviesan esos otros mercados. Los casos del trigo y el maíz son muy interesantes de analizar, en este sentido.

Según datos de la Bolsa de Comercio de Rosario, la producción de trigo se ubicaría en 16,50 millones de toneladascon una disminución significativa en comparación con la última estimación. Con este volumen productivo, las actuales Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE) de los exportadores estarían prácticamente al mismo nivel del saldo exportable. Esto es 8,80 millones de toneladas. Pero, por otro lado, las compras de dichos actores en el mercado interno se ubicarían actualmente en 5,20 millones.

Más allá de que en el tonelaje comprado hay trigo “a fijar” y “a precio”, los exportadores tendrían que adquirir alrededor de 3,60 millones de toneladas para completar el DJVE. Y, dependiendo de ese volumen a comprar, es donde pueden estar las tensiones en los precios.

Hay dos variables que hoy en día están provocando cierta reticencia entre los productores a la hora de tomar decisiones de venta. El primero tiene que ver con el clima. Más allá de las lluvias recientes que se registraron en algunas regiones, como el sureste de Córdoba o La Pampa, lo cierto es que en muchas otras zonas brillaron por su ausencia. La segunda variable está ligada a la cobertura futura del presupuesto financiero por parte de los productores. En ese sentido, Con los casi 12 millones de toneladas negociadas con el “dólar de la soja”, la necesidad de vender trigo disminuye claramente.

El maíz presenta otro problema. El “conjunto” entre las campañas 2021/2022 y 2022/2023 puede resultar más gravoso que en otros años. También en este caso, la falta de lluvias adecuadas en importantes regiones productivas del país está llevando a muchos productores a “pasar” el maíz temprano al tardío.

Entonces, el 15/20 por ciento del maíz que resta actualmente del ciclo 2021/2022 tendrá que llegar hasta julio de 2023, momento en el que entra la cosecha tardía de forrajes.

Sin duda, evolución climática en América del Sur acapararácomo siempre, atención de los operadores internacional a partir de ahora. En Argentina, esta variable será más importante que en otras ocasiones. por lo antes mencionado. A seguir con atención.

El autor es socio de Nóvitas SA

Leer la nota Completa > Tras el “dólar soja”, los desafíos que se cierne en el horizonte del maíz y del trigo

Previous articleEl líder del centro “La Razón de Vivir” detalló el trabajo del “Teto” Medina y cuánto cobraba
Next articleEl Águila el héroe español del MCU se presenta en She-Hulk
Via Pais
Vía País es una red de sitios web de noticias de la Argentina. Cuentan con cobertura nacional a través del mismo sitio web www.viapais.com.ar y además de diferentes sitios regionales en las principales plazas del interior del país, como: Rosario, Córdoba, Mendoza y Buenos Aires.