Home Internacional Rusia y Ucrania intercambian culpas por el bombardeo a una prisión de...

Rusia y Ucrania intercambian culpas por el bombardeo a una prisión de prisioneros de guerra

60
0

Rusia y Ucrania se culpan por el bombardeo de la prisión de prisioneros de guerra ucranianos en Olénivka, en una región separatista del este de Ucrania. Autoridades separatistas y funcionarios rusos informaron 53 presos muertos y 75 heridos.

Rusia afirmó que el ejército ucraniano usó lanzacohetes suministrados por Estados Unidos para atacar la prisión de Olenivka, un asentamiento controlado por la República Popular de Donetsk respaldada por Moscú.

Moscú abrió una investigación sobre el ataque y envió un equipo del Comité de Investigación Ruso, la principal agencia de investigación criminal del país, a la escena. La agencia estatal RIA Novosti informó que en el sitio fueron encontrados fragmentos de cohetes del Sistema de Cohetes de Artillería de Alta Movilidad de precisión suministrados por Estados Unidos.

El ejército ucraniano negó haber realizado ningún ataque con cohetes o artillería contra Olenivka y acusó a los rusos de bombardear la prisión para encubrir la supuesta tortura y ejecución de ucranianos allí. Un asesor del presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, describió el atentado como “un asesinato en masa deliberado, cínico y calculado de prisioneros ucranianos”.

Ninguna afirmación ha sido verificada de forma independiente.

“Recibí informes hoy sobre el ataque de los ocupantes a Olenivka en la región de Donetsk. Fue un crimen de guerra ruso deliberado, un asesinato masivo deliberado de prisioneros de guerra ucranianos. Más de 50 muertos. Cuando los defensores de “Azovstal “se fueron la planta, la ONU y el Comité Internacional de la Cruz Roja actuaron como garantes de la vida y salud de nuestros soldados”, declaró el presidente ucraniano.

Ataque a Mykolayiv

En la ciudad ucraniana de Mykolaiv, intensos ataques rusos cerca del frente sur del país mataron a cinco personas e hirieron a otras siete en un área cercana a una parada de transporte público, según el gobernador de la región.

Mykolaiv, cerca del Mar Negro, ha visto partir a casi la mitad de su población estimada antes de la guerra de casi 500.000 habitantes, y la ciudad ha sido bombardeada diariamente durante semanas.

Es el centro urbano más grande controlado por Ucrania cerca de la línea del frente en la región de Kherson, donde el ejército de Kyiv ha lanzado una contraofensiva para recuperar el control del territorio costero económica y estratégicamente importante.

Avance en Soledar

Se observaron grandes columnas de humo sobre la ciudad de Soledar, en el este de Ucrania, vista como el próximo objetivo de Rusia en su ofensiva para apoderarse de la región de Donbas.

Los combates cerca de la ciudad se han intensificado en los últimos dos días a medida que las tropas rusas intentan avanzar hacia la región de Donetsk. Antes de que comenzara la invasión rusa, Soledar contaba con unos 15.000 habitantes.

Grano ucraniano listo para navegar

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, visitó el viernes un puerto del Mar Negro para ver a las tripulaciones prepararse para exportar granos.

“El primer barco, el primer barco está cargando desde el comienzo de la guerra”, Zelensky, vestido con su camiseta gris oliva característica, dijo a los periodistas mientras estaba de pie junto a un barco de bandera turca en el puerto de Chernomorsk en la región de Odessa.

Dijo que la producción de trigo y otros granos comenzará con barcos que ya estaban cargados pero que no pudieron salir de los puertos ucranianos después de la invasión de Rusia a fines de febrero.

El ejército ucraniano está comprometido con la seguridad de los barcos, dijo Zelensky, y agregó: “Es importante para nosotros que Ucrania siga siendo el garante de la seguridad alimentaria mundial”.

Leer la nota Completa > Rusia y Ucrania intercambian culpas por el bombardeo a una prisión de prisioneros de guerra

Previous articleElon Musk afirma que Tesla presentará un robot humanoide el próximo año
Next articleAl culpar a los países occidentales, Rusia reiteró que no renunciará a sus objetivos en Ucrania.