Con una fuerte suba del dólar, ¿es factible que Colombia negocie en yuanes?

Bogotá — En medio de la guerra comercial que precedió a la pandemia, China y EEUU intensifican el pulso para extender su influencia en el planeta ya que el gigante asiático busca convertirse en la principal economía y acercarse a América Latina.

Desde hace algunos años, China se ha embarcado en una carrera para fortalecer la influencia global del yuan. y en 2020 anunció la relajación de las restricciones a las transacciones transfronterizas para las empresas, con la que buscaba promover el comercio y la inversión extranjera.

El yuan ya entró en América Latina y una de sus vías para hacerlo fue Venezuela, ya que en 2017 el presidente de ese país, Nicolás Maduro, anunció un sistema de pago internacional con una canasta de monedas distintas al dólar que incluía, entre otras, la moneda china.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Gorjeo, Facebook y Instagram

Fue así como se empezó a reportar el precio del barril de petróleo venezolano con el yuan como moneda de referencia; a pesar de eso, Esto no fue óbice para que la dolarización se extendiera informalmente en ese país en medio de la marcada depreciación.

China es el mayor inversionista asiático en Colombia y ya se acercó al Gobierno de Gustavo Petro con proyectos que van desde infraestructura hasta energías renovables.

Entre 2018 y 2021 China desarrolló al menos 38 proyectos en el país que han movido más de US$2.048 millones en regiones como Antioquia, Bolívar, Meta, Valle del Cauca y Bogotá.

Estos proyectos generan más de 40.300 empleos en el país, donde operan unas 100 empresas chinassegún datos recopilados por la agencia estatal de promoción de inversiones ProColombia.

Pero, ¿esta influencia china en las inversiones en el país podría verse reflejada también en una fortaleza del yuan en las operaciones internacionales que realiza Colombia?

Consultado sobre este tema, el economista jefe de Scotiabank Colpatria, Sergio Olarte, dijo que “negociar en yuanes es una posibilidad”, pero el desafío es identificar con quién se puede dar ese flujo comercial.

“Si nuestros socios comerciales solo comercian en dólares, la posibilidad de comerciar en esa moneda no es tan alta, ya que aún no es una moneda por excelencia. Eso se podría hacer, pero depende mucho de cuáles sean los socios comerciales con los que se negocie. Inicialmente se pensaría que sería difícil su realización porque la liquidez en el mundo se maneja en dólares y no en otra moneda”, indicó.

Y aunque prefirió no referirse directamente al tema, el gerente de cartera del equipo de Emerging Markets Hard Currency Debt de Janus Henderson, Thomas Haugaard, dijo a este medio que “En general, tiene sentido diversificar la exposición cambiaria en función de la participación de los socios comerciales”.

“El comercio con el yuan es algo que se ha intentado implementar durante un tiempo. No es algo que dependa de nosotros, sino de las contrapartes.”, explicó a Bloomberg Line Munir Jalil, jefe de investigación económica para la región andina del banco de inversión brasileño BTG Pactual.

Según el analista, en algunos negocios ha sido posible realizar este tipo de operaciones a nivel local, pero en un contexto de fortaleza global del dólar Las empresas chinas no quieren perder la posibilidad de comerciar con la moneda estadounidense para ganar en mercados donde hay déficit en la balanza comercial.

“Incluso sé por experiencia propia varios intentos que se han hecho en varios países latinoamericanos en el pasado con diversas instituciones financieras tratando de hacer ese comercio directo, moneda local versus yuan. No creo que en el contexto actual sea algo que le convenga a los que están vendiendo, los chinos, pero si se llegaran a hacer estas operaciones, en Colombia y en todos los países de América Latina, hay mecanismos para hacerlas. transacciones”, comentó Munir Khalil.

El jefe de investigación económica de BTG Pactual explica que no todo lo que se produce está indexado a dólares estadounidenses y puso el ejemplo de los vehículos, dado que en el caso de América Latina, México y Brasil son dos mercados importantes y también se negocian sus monedas locales.

“Entonces dependiendo del comportamiento de esas monedas, bueno, hemos visto en muchos casos que lo que hacen algunas casas matrices es que cuando van a hacer la operación de traer esos vehículos, lo hacen internamente relacionado con la moneda local. Dado que la moneda más fuerte es el dólar ahora, el hecho de que (operaciones) se puedan realizar con monedas locales hace que el impacto no sea tan grande a la hora de hacer cambios“, el Señaló.

En ese sentido, concluyó que es posible que más importadores busquen la opción de negociar con otras monedas, aunque no necesariamente en yuanes. en ese afán por tratar de blindarse de ese dólar fuerte.



Leer la nota Completa > Con una fuerte suba del dólar, ¿es factible que Colombia negocie en yuanes?