Así estará conformado el nuevo Gobierno de Netanyahu, el más conservador de la historia de Israel

Publicado:

30 de diciembre de 2022 18:54 GMT

La coalición entrante ha prometido obstaculizar el funcionamiento de la Corte Suprema y, según se informa, está considerando una política de anexión de Cisjordania.

El parlamento israelí invistió a Benjamin Netanyahu como primer ministro, iniciando lo que podría ser el gobierno más conservador y de extrema derecha en la historia del país, según The Times of Israel.

Netanyahu, de 73 años, asumió el cargo el jueves, momentos después de que el Parlamento, o Knesset, aprobara un voto de confianza en su nuevo gabinete. La coalición entrante fue aprobada por 63 votos a favor y 54 en contra, de 120 escaños posibles.

En su intervención ante el pleno previo a la votación, el presidente indicó que las prioridades del gobierno serán detener el programa nuclear iranídesarrollar la infraestructura estatal y restaurar la seguridad interna y la gobernabilidad.

El nuevo gobierno impulsará también una amplia reforma judicial, donde buscará aprobar una ley de anulación de la corte suprema destinadas a reducir los controles judiciales sobre el Ejecutivo y el Legislativo. También planea centralizar aún más el control ultraortodoxo sobre los servicios estatales judíos. Además, estaría considerando una política de Anexión de Cisjordaniasegún los acuerdos de coalición firmados entre el partido Likud de Netanyahu y los otros cinco partidos asociados.

coalición ultraconservadora

Uno de esos aliados es Partido Religioso Sionista, que ha impulsado la expansión de los asentamientos judíos en los territorios palestinos ocupados. El líder del partido Bezalel Smotrich, quien se describe a sí mismo como un “orgulloso homófobo”será el próximo ministro de finanzas del país, además, se desempeñará como ministro independiente del Ministerio de Defensa y estará a cargo de supervisar la construcción judía y palestina en la zona C de Cisjordania

El controvertido político fue detenido por los servicios de inteligencia israelíes en 2005 bajo sospecha de planear una manifestación violenta a favor de los asentamientos.

Otzma Yehudith, otro partido de extrema derecha que forma parte de la coalición, hizo campaña con la promesa de restaurar la seguridad interna y la gobernabilidad después de criticar la falta de vigilancia en el país en medio de un número creciente de ataques terroristas. El controvertido líder de la formación, Itamar Ben Gvir, aseguró un control sin precedentes sobre la aplicación de la ley como jefe del recién creado Ministerio de Seguridad Nacional.

El partido ultranacionalista también prometió instituir la pena de muerte para los terroristas convictos, así como despojar a otros atacantes de su nacionalidad y deportarlos. Además, estudia la posibilidad de prohibir la bandera palestina en instituciones financiadas por el estado y autoridades municipales locales.

Otro socio de la coalición es el partido Noéconocido por su abierta postura anti-LGBTQ, que incluye al Viceministro del Gabinete recientemente instalado, Avi Maoz, quien encabezará una oficina para la Identidad Nacional Judía, así como el Departamento para la Conciencia del Estado Judío.

“Sed de poder”

Algunos expertos ya han expresado su preocupación por el rumbo del nuevo Ejecutivo. “Para los asociados de Netanyahu, este es un gobierno de ensueño”, dijo Yohanan Plesner, presidente del grupo de expertos Israel Democracy Institute. “Y el sueño de un partido es la pesadilla del otro. Se espera que este gobierno lleve al país por una trayectoria completamente nueva”, agregó.

Smotrich y Ben-Gvir “tienen una gran sed de poder” y su prioridad sigue siendo la expansión de los asentamientos en Cisjordania, dijo Denis Charbit, profesor de ciencias políticas en la Universidad Abierta de Israel.

Según el experto, este gobierno es fruto de “la debilidad política de Netanyahu, ligada a su edad y criterio, y al hecho de que tiene una nueva familia política de la derecha revolucionaria que nunca hemos visto con esta fuerza en Israel”. concluyó.

“Amenaza para el pueblo palestino”

Por su parte, la Autoridad Palestina llamó este jueves a un boicot internacional al nuevo Gobierno israelí por su agenda de línea dura y derechista, y también rechaza las “políticas anexionistas, violentas, racistas y de incitación a la limpieza étnica” que promueve. .

“El Estado de Palestina considera esta agenda una amenaza existencial para el pueblo palestino y sus derechos inalienables e inviolables”, dice uno declaración hecho público por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Palestina.



Leer la nota Completa > Así estará conformado el nuevo Gobierno de Netanyahu, el más conservador de la historia de Israel